En este momento estás viendo Albacea de sucesión

¿Está planificando su futuro y qué pasará con su patrimonio una vez que ya no esté? Designar un albacea de sucesión que sea capaz de ejecutar lo estipulado en su testamento será clave en este proceso. En este artículo le contamos todo lo que debe saber sobre el albacea de sucesión: cómo designarlo, quién puede ser y qué funciones deberá llevar a cabo. 

En Ortiz & Ortiz contamos con abogados expertos en planificación patrimonial que sabrán asesorarle de la mejor manera en su caso. Nuestro equipo ha servido a la comunidad por más de 30 años en inglés y español. ¡Contáctenos! 

¿Qué es un albacea de sucesión?

Pensar en el momento en que usted ya no estará y comenzar a planificar quién va a heredar qué cosa puede ser difícil. Asesorarse por un abogado experto en planificación patrimonial que le ayude en todo el proceso será clave. Sobre todo que lo aconseje sobre la designación de un albacea de sucesión. 

El albacea de sucesión o administrador es la persona que se encargará de administrar los inmuebles del difunto. Será la persona que distribuirá el patrimonio,  ya sean propiedades, activos, dinero u otros bienes, entre los beneficiarios que pueden ser parientes, amigos u otras organizaciones. También se encargará de pagar deudas, impuestos o cualquier otra obligación que tenga al respecto. 

escrito de designación de albacea

Todas las obligaciones del albacea se harán siguiendo la última voluntad de la persona fallecida escrita en su testamento. Si bien el albacea de sucesión es nombrado en el testamento del difunto, este se designa por el tribunal cuando el testamento es admitido a la legalización. De todas formas, revise nuestro artículo sobre el escrito de designación de albacea.

Principales características de un albacea:

  • Es nombrado en el testamento. La persona fallecida dejará por escrito en su testamento quién quiere que sea su albacea. El testamento se caracteriza por cobrar valor una vez que el testador muere. La diferencia entre el testamento y el fideicomiso es que este último entra en vigencia en cuando se crea y puede ser revocable e irrevocable
  • No es necesario que sea un pariente del fallecido. Si bien puede ser un familiar, un amigo o una persona de confianza, no es estrictamente necesario que lo sea. Incluso, el albacea puede ser una institución financiera o alguna otra corporación calificada para servir. 
  • Suele ser cercano al fallecido. Pese a que puede ser un familiar o no, sí tiene que ser una persona o institución que cuente con la confianza del difunto. Alguien a la que el difunto pueda confiarle la administración y distribución de todos sus activos después de su muerte. 
  • Tiene un deber fiduciario con el patrimonio del difunto. El deber fiduciario es hacia el difunto y su patrimonio como también con los beneficiarios y acreedores. Es la obligación de actuar con las mejores intenciones respecto de la voluntad de otra persona, en este caso la persona fallecida. Este deber puede surgir por ley, un contrato, acuerdo o, simplemente, una relación de confianza entre dos partes. Revise qué sucede cuando hay un incumplimiento del deber fiduciario.

Nota: Si está pensando en nombrar un albacea de sucesión, tal vez pueda interesarle nuestro artículo sobre la diferencia entre albacea y administrador de la herencia, así como también la diferencia entre albacea y fideicomisario.   

¿Quién puede ser nombrado albacea de sucesión?

El albacea de sucesión será una persona de confianza de la persona fallecida. Ese es el principal requisito: que sea de confianza. 

Requisitos para nombrar un albacea: 

  • Tener al menos 18 años de edad.
  • Estar en su sano juicio, es decir, no juzgado incapacitado por un tribunal.
  • Como muchos otros estados, Nueva York también prohíbe que las personas con condenas por delitos graves sirvan como albacea.
  • En algunas ocasiones, el tribunal de sucesiones de Nueva York también rechaza a un potencial albacea que no esté calificado por abuso de sustancias, deshonestidad, falta de previsión considerando que no está apto para desempeñarse en el cargo. 
  • El tribunal de sucesiones de Nueva York también puede señalar que una persona que no sabe escribir ni leer en inglés tampoco pueda servir como albacea. 

Recomendaciones para nombrar un albacea de sucesión: 

  • Como ya lo decía, el albacea de sucesión que nombre el testador debe ser de confianza. Una persona o institución en que se pueda confiar a ojos cerrados, quien no haga mal uso de los activos ni bienes.
  • Si bien puede ser cualquier persona de confianza, en general se recomienda que sea un pariente cercano. 
  • Que el albacea sea financieramente responsable. Esto considerando que tendrá la tarea de administrar todo el patrimonio y distribuirlo de acuerdo a la voluntad del difunto. 
  • Tenga en cuenta que el albacea va a tener que administrar su patrimonio antes de distribuirlo. Deberá pagar impuestos, pagar deudas, costos. Es importante que pueda realizar todos esos pagos sin malversar los fondos.

A continuación, analicemos algunas situaciones: 

¿Se puede nombrar albacea a un extranjero no residente?

Se considera extranjero no residente a quien no es ciudadano estadounidense ni tampoco residente de los Estados Unidos. Hay algunas circunstancias en que un extranjero no residente sí puede ser albacea. 

Algunos puntos para tener en cuenta: 
  • Un extranjero no residente puede ser albacea sólo cuando se nombra a un residente de Nueva York para que sea co-ejecutor junto con el no residente.     
  • En caso que se quiera designar a un ciudadano de Estados Unidos que reside fuera de Nueva York, sí se puede. Aunque se recomienda que de igual manera se nombre a un residente de Nueva York como co-ejecutor. 
  • Tener un albacea local puede facilitar las cosas. Por un lado, va a ser más fácil viajar desde y hacia la casa del testador. Es muy probable que el albacea deba estar presente en la casa del testador para limpiar, organizar, recolectar sus bienes, entre otras cosas. Además, contar un albacea local permitirá que la comunicación con el abogado de sucesiones sea más expedita y no depende únicamente del correo electrónico ni del contacto telefónico.  
  • Es importante que la persona que se va a nombrar como albacea esté al tanto de los deberes y responsabilidades que adquirirá tras la muerte del testador. 
albacea de sucesión en nueva york

¿Puede un albacea también ser nombrado beneficiario?

La respuesta a esta pregunta es sí. Es muy común que el albacea sea también beneficiario del testamento. Esto porque muchas personas nombran como albacea a algún familiar directo al que le tiene confianza. 

Incluso, en muchas ocasiones se da que el testador nombre a uno o más beneficiarios como su albacea, co-ejecutores o albaceas sucesores. 

¿Puede haber más de un albacea?

Nombrar más de un albacea puede traer algunos problemas. En primer lugar, puede hacer que los albaceas no se pongan de acuerdo en la administración del patrimonio y, por tanto, podría retrasar todo el proceso de distribución de bienes y propiedades entre los beneficiarios.

Para aprobar decisiones respecto de la administración del patrimonio el albacea deberá firmar algunos documentos. En el supuesto caso de que haya más que uno habría que coordinar más de una firma y eso podría ser perjudicial para el patrimonio. Aunque el testador si puede nombrar varios co-ejecutores si es que así lo desea. 

¿Qué hace un albacea sucesor?

En general se habla de nombrar un albacea. Sin embargo, es buena idea nombrar además un albacea suplente o sucesor en caso que el primero no quiera desempeñarse en la función. 

En caso que no haya un albacea suplente podría pasar que varios miembros de la familia u otras partes interesadas puedan elevar una solicitud al tribunal para asumir las responsabilidades del albacea. Pero esto no es una buena idea, ya que puede terminar en retrasos o dificultades en la toma de decisiones.

¿Cuándo entra en vigencia la labor del albacea?

El albacea es nombrado por la persona fallecida en su testamento. Pero eso no significa que ese albacea tenga autoridad para actuar de inmediato. 

Así es el proceso: 

  • El testador nombra al albacea en su testamento.
  • El tribunal del condado donde residía el difunto debe designar a ese albacea.
  • Para que el albacea sea designado debe admitirse el testamento, es decir, que sea legalizado.
  • Antes de que el testamento sea legalizado el albacea no tiene ninguna autoridad para actuar ni administrar nada. 

¿Un albacea designado puede rechazar la función?

La respuesta es sí. Quien haya sido nombrado albacea no siempre tiene que desempeñarse como tal. Puede renunciar o negarse a hacerlo. Cuando esto sucede es el tribunal de sucesiones quien se encarga de designar uno nuevo. Sin embargo, la mayoría de los albaceas estipulados en el testamento cumplen con la voluntad del difunto como una forma de honrar sus últimos deseos. 

¿Cómo se designa el albacea cuando no hay testamento?

Hasta ahora hemos hablado del proceso de designación de albacea cuando hay un testamento realizado por el difunto donde dejó estipulado quién será la persona. Sin embargo, hay muchos estadounidenses que mueren sin testamento. En esos casos, entran en vigencia las leyes de sucesión intestada de Nueva York. 

Entonces, cuando la persona muere intestada, es decir, sin testamento, se emiten Cartas de Administración al Administrador. El administrador, que cumplirá las mismas funciones que el albacea, será designado por un tribunal. 

El procedimiento para nombrar a un administrador cuando no hay un testamento es analizar los parientes vivos que tiene el difunto. Luego, se ve el orden de prioridad de cada uno para ver cuál califica como administrador. En general, lo más común es que el tribunal nombre como administrador al cónyuge sobreviviente, hijos, nietos y así con parientes más lejos. En caso que el tribunal no pueda identificar parientes vivos del difunto, todos los bienes y activos serán propiedad del Estado. 

Nota: Lea también nuestros artículos de influencia indebida en testamentos y pasos para impugnar un testamento. Si desea profundizar en las diferencias entre la sucesión testada e intestada le recomendamos nuestro artículo sobre eso. 

Responsabilidades y deberes del albacea de sucesión

Desde cobrar activos, liquidar asuntos, pagar impuestos, deudas y otras reclamaciones, administrar los activos mientras dure el proceso y, finalmente, distribuir entre los beneficiarios. Todas estas acciones y tareas realizará el albacea de sucesión. Cada una de ellas seguirá al pie de la letra la voluntad de la persona fallecida que dejó expresa es su testamento. 

Además de seguir instrucciones, el albacea tiene responsabilidades. En primer lugar, deberá cumplir con su deber fiduciario, es decir, actuar con buenas intenciones y no guiado por sus propios intereses. En caso de que no lo haga puede ser llevado a tribunales por estar en falta con su responsabilidad. Y, en segundo lugar, el albacea será quien responda en caso que el patrimonio sufra pérdidas y daños.

Qué debe hacer el albacea de sucesión:

  • Ser designado como albacea. A pesar de que la persona que es nombrada como albacea en el testamento ya lo sabe de antemano, no puedo hacer nada ni actuar hasta que hayan sido nombrados oficialmente por el tribunal. Como dijimos antes, debe esperar que el testamento sea legalizado y que el tribunal lo designe. 
  • Cumplir con la voluntad del difunto. Una vez que ya es legalmente el albacea de sucesión podrá comenzar a cumplir con la voluntad de la persona fallecida. 
  • Listado de bienes inmuebles y muebles. Lo primero que deberá hacer el albacea es una lista con todos los bienes del difunto. Deberá proteger cada uno de sus bienes notificando a las instituciones financieras de la muerte del titular de esos activos. Además, deberá aprovechar esa oportunidad para presentarse como albacea y hacerles saber a las instituciones que será la persona que lidiará con todos los temas pendientes del difunto. 
  • Tasaciones profesionales. Una vez que ya tenga la lista, es recomendable hacer tasaciones profesionales de los bienes inmuebles y muebles como por ejemplo arte, joyas u otros objetos de lujo que puedan caer dentro de esa categoría.
  • Presentación de inventario. Pasados seis meses desde su designación como albacea, éste deberá presentar el inventario ya mencionado donde se enumeren todos los bienes muebles e inmuebles con sus respectivos valores. 
  • Número de identificación fiscal. Deberá solicitar un número de identificación fiscal para el patrimonio del IRS. 
  • Abrir una cuenta corriente del patrimonio. Es recomendable que el albacea abra una cuenta corriente del patrimonio una vez que ya haya recolectado algunos fondos. Con el propósito de cumplir con su deber fiduciario y para que no se mezclen las cosas, es mejor que dicha cuenta sea completamente separada de las finanzas personales del albacea. Así no se generan malos entendidos. 
  • Pagar a acreedores y prestamistas. Antes de que el albacea comience a cumplir con la voluntad del difunto en cuanto a distribución de activos, debe revisar si hay acreedores o prestamistas. Debe analizar si esas reclamaciones y deudas son válidas. Si es que lo son es su obligación pagarlas. 
  • Pagar gastos de la herencia. En ese sentido, el patrimonio correrá con los gastos del funeral, los honorarios de la Corte, los honorarios del abogado que esté llevando el proceso de sucesión, los costos de tasación, etc. 
  • Orden financiero. Este es uno de los puntos más importantes entre los deberes y tareas del albacea. Mantener las finanzas ordenadas, llevar un registro cuidadoso y detallado de cada una de las transacciones. Contar con un libro donde el albacea vaya registrando todos los ingresos y gastos. Esto podría defenderlo en caso de que alguien acuse que usted está incumpliendo el deber fiduciario. 
  • Impuestos. Tener la declaración final del impuesto sobre la renta y la declaración del impuesto sobre la renta del patrimonio del difunto. En la misma línea, las declaraciones de impuestos estatales y federales sobre el patrimonio deben presentarse y prepararse a tiempo. 
  • Distribuir el patrimonio entre los beneficiarios. Una vez que ya se pagaron todos los gastos, impuestos y deudas, es hora de cumplir con la última voluntad del difunto. Es el momento de distribuir los fondos del patrimonio a los beneficiarios. En los casos en que no hay testamento los bienes se distribuyen entre los distribuidos. 

Nota: Lea también nuestro artículo qué pasa con la cuenta conjunta con un padre fallecido o cuando hay un seguro de vida sin beneficiario. 

¿El albacea es remunerado?

La mayoría de las veces sí. Muchas veces depende de cada estado y algunos permiten que haya compensaciones o, más bien, comisiones para el albacea por los servicios prestados a la sucesión. 

El monto de la compensación está establecido por ley y difiere de un estado a otro. Además, dicha compensación es una renta imponible y debe declararse en una declaración de impuestos. 

De todas formas, en la sucesión testada generalmente el albacea es un pariente cercano o alguien de confianza que además es beneficiario. En ese caso, los fondos que el albacea reciba como beneficiario no son considerados como ingresos imponibles.  

un albacea tiene que mostrar contabilidad a los beneficiarios

Si usted está pensando en nombrar un albacea o a usted lo acaban de designar como uno, le podría interesar nuestro artículo sobre si el albacea debe mostrar su contabilidad a los beneficiarios.

Abogados expertos de Nueva York para ayudar con los deberes del albacea

Elegir al albacea de sucesión correcta no es una decisión fácil. Debe ser una persona confiable en la que pueda confiar implícitamente. Además de la confianza, debe tener algún tipo de conocimiento financiero, ya que su principal labor estará en llevar una buena administración del patrimonio antes que sea distribuido entre los beneficiarios. 

Nuestros abogados expertos en sucesión testamentaria pueden asesorarle y acompañarle en todo el proceso de redacción de testamento como también en la designación de albacea. En Ortiz & Ortiz podemos brindarle: 

  • Asesoría de primer nivel en temas de planificación patrimonial. 
  • Elaboración y redacción de testamento y otros documentos que le ayuden a planificar qué pasará con sus activos y bienes cuando no esté. 
  • Recomendaciones en la designación de un albacea de sucesión, co-ejecutores y albacea suplente.

¡Contáctenos hoy mismo para ayudarle en su caso! Recuerde que nuestras oficinas están ubicadas en Queens y Manhattan. Aunque, también ofrecemos consultas virtuales en cualquiera de los cinco distritos del estado de Nueva York.