En este momento estás viendo Bancarrota Capítulo 11

¿Su negocio está en aprietos financieros? ¿Debe dinero a los acreedores, el alquiler y los proveedores y no tiene como pagar? Declararse en bancarrota Capítulo 11 del Código de Quiebras puede ser su solución. En este artículo le contamos todo lo que debe saber sobre esta medida: cómo aplicar, requisitos, ventajas, desventajas y, lo más importante, cómo será la situación de su empresa una vez que pase la bancarrota.

En Ortiz y Ortiz, nuestros abogados de bancarrota en Nueva York cuentan con más de 30 años de experiencia sirviendo a la comunidad. Si usted está teniendo dificultades para cumplir con sus obligaciones financieras o las de su empresa cuéntenos su caso y así podremos guiarlo. 

¿Qué es la bancarrota del Capítulo 11?

Si usted tiene un negocio o empresa y está teniendo dificultades para realizar los pagos del alquiler, de proveedores, de trabajadores, entre otros, debe saber que hay opciones. Una de ellas es declararse en bancarrota por el Capítulo 11. Este tipo de bancarrota es, más bien, una reorganización financiera de la empresa. Y, si bien la bancarrota del Capítulo 11 se puede usar para situaciones de particulares, es la más usada para empresas. 

La bancarrota del Capítulo 11 le da tiempo a los deudores de reorganizar sus deudas y plantear un plan de pago. Durante el proceso de quiebra es un Tribunal el que ayuda a la empresa a reestructurar sus finanzas y, mientras eso sucede, la empresa continúa abierta y operativa.  

Características de la bancarrota acogiéndose al Capítulo 11:

  • Los deudores que se acogen al Capítulo 11 pueden hacerlo a título personal o a nombre de una empresa. Si bien están las dos opciones, este tipo de bancarrota es más usada por empresas. 
  • Las entidades que se declaran en bancarrota por el Capítulo 11 lo hacen debido a problemas financieros por una recesión temporal. 
  • Esta medida otorga a las empresas un alivio financiero mientras reorganizan su situación. Por ello, la bancarrota por el Capítulo 11 puede reencaminar a una empresa. 
  • Las empresas que se acogen a esta medida pueden ser una corporación, un propietario único o una sociedad. 
  • Esta bancarrota permite que el deudor pueda reorganizar sus deudas.
  • En el intertanto del proceso de reestructuración, la empresa puede continuar abierta y operativa. 
  • Sin embargo, durante el proceso, muchas de las decisiones de la empresa deben ser tomadas bajo la supervisión de un Tribunal.
  • La quiebra por Capítulo 11 le otorga al deudor un nuevo comienzo. Aunque los términos por los que se rija en esta nueva etapa van a depender netamente de los límites autoimpuestos por ese deudor en la reorganización de la deuda. 
  • En caso de que usted como deudor no tenga un plan para proponer la estructuración de la deuda, son los acreedores los que pueden realizar esa tarea. 
  • Es el proceso más complejo de quiebra y también el más costoso. En ese sentido, se recomienda analizar otras opciones antes de decidirse por la quiebra del Capítulo 11.
  • Para solicitar la bancarrota del Capítulo 11, se debe pagar una tarifa administrativa de $1,717. Se pagará la misma tarifa si desea reabrir un caso desestimado. Si los honorarios no se pagan a tiempo, el caso se desestima. 

¿Quién puede acogerse a la bancarrota del Capítulo 11?

En primer lugar, usted debe saber que cualquier empresa o individuo que cumpla algunos requisitos puede solicitar acogerse a la bancarrota del Capítulo 11. Sin embargo, tal como le comentábamos unas líneas antes, este tipo de quiebra es principalmente utilizado por empresas. 

empresas grandes y pequeñas en el capítulo 11 de bancarrota

1. Grandes empresas 

En general, este tipo de quiebra es utilizada por grandes empresas. No importa si es una corporación o una empresa unipersonal. 

2. Pequeñas empresas

Desde febrero de 2020 se ha vuelto un proceso más asequible para pequeñas empresas. Esto, precisamente, desde la Ley de Reorganización de Pequeñas Empresas de 2019 (SBRA) que agregó el Subcapítulo V al Capítulo 11 del Código de Quiebras. Este Capítulo entró en vigencia el 2020 y está reservado a los deudores de pequeñas empresas. 

¿De qué se trata el Subcapítulo V?

  • Este subcapítulo está reservado solo para pequeñas empresas.
  • El propósito es hacer que el proceso de quiebra sea más rápido y resolver económicamente los casos de quiebra de empresas pequeñas. 
  • Fue creado para empresas que tiene menos de aproximadamente $2,7 millones en deudas y que, además, cumplen con otros criterios. 
  • Se imponen plazos más cortos para completar el proceso de quiebra y se les otorga mayor flexibilidad en la reestructuración del negocio con los acreedores. 
  • Además, se provee un fideicomisario que trabajará en la elaboración de un plan de reorganización. 
subcapítulo v del capítulo 11

Aprenda más sobre el Subcapítulo V del Capítulo 11 en nuestro artículo dedicado y contacte con nuestros abogados para pequeñas empresas en New York para información y servicios legales adicionales.

3. Personas naturales

Es común ver que este tipo de bancarrota lo utilizan empresas, pero por muy sorprendente que parezca también puede ser utilizado por personas. 

Las personas se acogen a este tipo de quiebra cuando:

  • Las deudas exceden los límites permitidos para acogerse al Capítulo 13.
  • No han tenido un caso de quiebra reciente, es decir, en los últimos 180 días, que haya sido desestimado por no comparecer o no cumplir con el tribunal. 
  • Han recibido asesoramiento crediticio en los últimos 180 días. 

Nota: Revise también qué otros tipos de bancarrota existen en Estados Unidos. Específicamente, lea sobre el Capítulo 7 de bancarrota y el Capítulo 13 de bancarrota. También lea nuestro artículo sobre Consolidar la deuda versus declararse en bancarrota. 

¿Qué pasa con la empresa durante el proceso de bancarrota del Capítulo 11?

Tal como dijimos unas líneas antes, la empresa que está pasando por el proceso de bancarrota acogiéndose al Capítulo 11 podrá seguir operando como de costumbre. Sin embargo, hay que tener algunos puntos en cuenta: 

  • La empresa no podrá tomar algunas decisiones sin el permiso de un Tribunal. 
  • Decisiones que dependen del Tribunal: Venta de activos que no sean inventarios, iniciar o rescindir de un contrato de alquiler y detener o expandir las operaciones comerciales. A ello se suman decisiones relacionadas a contratar y pagar a abogados, como también lo que tenga que ver con contratos con proveedores y sindicatos. El tribunal debe aprobar a los profesionales que desee contratar.

¿Cómo funciona la bancarrota del Capítulo 11?

Si bien todos los procesos de bancarrota, ya sea por el Capítulo 7, 13 o 11 son más o menos similares, hay algunos puntos que marcan la diferencia. Revisemos a continuación paso a paso cómo funciona la bancarrota del Capítulo 11. 

proceso de la bancarrota del capítulo 11

1. Presentación de la bancarrota

  • La presentación de la bancarrota del Capítulo 11 debe hacerse en el estado donde se encuentra inscrita la empresa. 
  • La petición de declararse en bancarrota puede venir voluntariamente por parte de un deudor o involuntariamente de parte de un acreedor. 
  • En el caso que sea el deudor quien presenta la solicitud, debe incluir documentos tales como: estados financieros, el balance más reciente, declaración de impuestos sobre la renta federal más reciente, listas de deudas y sus respectivos acreedores, y una prueba de asesoramiento crediticio.

2. Suspensión automática

  • Una vez presentada la solicitud de quiebra comienza a regir la suspensión automática. 
  • Al igual que en los otros capítulos de la quiebra, esto quiere decir que se detienen automáticamente todos los cobros provenientes de los acreedores y prestamistas. 
  • La suspensión automática termina con las llamadas, visitas y cuentas mientras dure el proceso de la bancarrota. 

Nota: Revise también si la bancarrota liquida la deuda médica y si la bancarrota también detiene el embargo salarial

3. Deudor en posesión

  • El deudor, que puede ser una persona o una empresa, se convierte en deudor en posesión una vez que es presentada la solicitud de acogerse a la bancarrota bajo el Capítulo 11. 
  • Deudor en posesión quiere decir que el deudor va a retener su propiedad y, en el caso de la empresa, esta sigue en funcionamiento por mientras dure el proceso de quiebra. 
  • Los acreedores y prestamistas o el tribunal pueden solicitar que se nombre un administrador de la quiebra. Esto con el objetivo de reemplazar al deudor en posesión si es que creen que es lo mejor para el patrimonio de la quiebra y los acreedores. Dicha situación se da, generalmente, cuando se piensa que el deudor en posesión está administrando mal los activos.

 4. Proceso de la bancarrota por Capítulo 11

  • Lo primero es que una vez que se presenta la solicitud de bancarrota, se archivan los anexos.
  • Se tiene una reunión con los acreedores. 
  • El deudor comienza a hacer un plan de reorganización para pagar sus deudas. 
  • Este plan de reorganización de deudas debe ser aprobado por el tribunal y los acreedores.

Dentro de esta parte, hay algunos pasos que se deben tener en cuenta:

#1 Declaración de divulgación
  • El deudor debe redactar una declaración de divulgación. 
  • La declaración de divulgación consiste en un documento donde se describe la estructura del negocio y cómo el deudor lo maneja. 
  • Este documento debe contener información suficiente para que los acreedores y prestamistas determinen si es posible que haya un plan de reorganización. 
  • La declaración de divulgación debe ser aprobada por el tribunal. Esta aprobación debe tener lugar antes del siguiente paso que es la confirmación. 
#2 Confirmación
  • Tras la aprobación de la declaración de divulgación, el deudor propone un plan de reorganización a los acreedores y prestamistas. 
  • El plan propuesto por el deudor puede centrarse en reducir costos, buscar nuevas fuentes de ingreso, posponer temporalmente el pago a los acreedores, u otras ideas para generar mayores rentabilidades. 
  • Tras la presentación inicial de la bancarrota, el deudor tendrá un plazo de 120 días para proponer el plan de reorganización. Después de ese período, los acreedores pueden presentar un plan competitivo. También existe la posibilidad que el tribunal reduzca o extienda ese período de exclusividad de 120 días hasta 18 meses.
  • Todos los acreedores y prestamistas se dividirán en grupos según el tipo de deuda. 
  • Los acreedores votan sobre el plan propuesto.
  • Luego de la votación, y para que el plan de reorganización sea válido, debe ser aprobado por el juez. 
  • El plan también deberá ser aprobado por los acreedores deteriorados, es decir, a los acreedores que se les pagará menos que lo que se les debe. 
¿Qué debe tener el plan de reorganización para que el juez lo apruebe?
  • Debe ser viable. El tribunal de quiebras debe considerar el plan propuesto como factible y con una probabilidad alta de éxito. Para ello será clave que el deudor demuestre que tiene la capacidad de obtener ingresos suficientes con los que podrá cubrir los gastos y, además, los pagos a los acreedores.
  • Buena fe. El plan propuesto debe ser de buena fe y no obviar las leyes ni evadirlas.   
  • Mejor interés de los acreedores. La prueba de “mejor interés” requiere que los acreedores reciban igual o más de lo que recibirán si el deudor se acogiera al Capítulo 7 del Código de Quiebras donde se liquidaran todos los activos. 
  • Justo y equitativo. Esto se refiere a que a los acreedores garantizados se les debe pagar, al menos, el valor de su garantía. 
#3 Después de la confirmación
  • El plan de reorganización es propuesto por el deudor. Puede ser él quien lo ejecute o, bien, designarse un administrador de quiebras como sucede en el Capítulo 7 y 13.
  • De todas formas, habrá un fideicomisario que se encargue de velar que el deudor haga lo que corresponde y lleve adelante el plan de reorganización propuesto. 
  • También está la posibilidad de que el tribunal nombre un encargado de quiebra si es que hay buenas razones para ello, como por ejemplo, fraude o incompetencia de parte del deudor en posesión.

Nota: Lea qué es un fideicomisario y cuál es la diferencia con un albacea

5. Alta del Capítulo 11

  • Una vez confirmado el plan de reorganización por parte de los acreedores y, posteriormente, por un tribunal, el deudor recibirá una descarga de deudas. 
  • La descarga de deudas ocurrirá luego que se completen los pagos a los acreedores. 

El Capítulo 11 como liquidación

  • En el Capítulo 11 también es posible realizar un plan de liquidación. 
  • El plan de liquidación cerraría las operaciones y vendería todos los activos con el objetivo de pagar a los acreedores las deudas o, al menos, parte de ellas. 

Nota: Si usted está pensando en declararse en bancarrota bajo el Capítulo 11 en un plan de liquidación, lea sobre protección de activos. Además, lea cómo declararse en bancarrota en New York.

Ventajas y desventajas de declararse en bancarrota Capítulo 11

ventajas y desventajas de la ley de quiebras capítulo 11

Ventajas

  • La ventaja principal de este Capítulo de bancarrota es que la empresa puede seguir operando normal mientras se encuentra en el proceso de bancarrota y ocurre la reorganización.
  • El hecho de que la empresa continúe activa va a permitir que haya flujo de efectivo que podrá, al mismo tiempo, colaborar con el proceso de reembolso a los acreedores. 
  • Al igual que en otros Capítulos, entra en vigencia la suspensión automática que mantendrá a raya a los acreedores. 
  • Los acreedores son receptivos al Capítulo 11, ya que gracias al plan de reorganización podrán recuperar su dinero o, al menos, gran parte de él. 
  • Le va a permitir mejorar las cosas que funcionan mal.
  • En general, evita la liquidación total del negocio.

Desventajas

  • Es el proceso de bancarrota más complejo respecto de los demás capítulos del Código de Quiebras. 
  • Es el más caro de entre los procesos de quiebras. 
  • El plan de reorganización debe ser perfectamente estructurado y manejable en el tiempo. Esto considerando que será aprobado por el tribunal de quiebras.  

Nota: Profundice sobre las consecuencias de declararse en bancarrota y, además, revise cómo puede arreglar su puntaje de crédito después de la bancarrota.

Preguntas y respuestas sobre el Capítulo 11 de bancarrota

1. ¿Qué pasa con los activos personales de los propietarios si la empresa se declara en bancarrota? 

  • Si la empresa es una corporación no se pone en riesgo los activos personales de los accionistas. Lo que sí se pone en riesgo es la inversión que se hizo en las acciones de la compañía. 
  • En caso que se trate de una empresa unipersonal, esto significa que el propietario es el deudor y, por tanto, no tiene una identidad separada y distinta al propietario de la compañía. En ese contexto, una quiebra incluirá los activos comerciales y personales del propietario-deudor. 
  • Si es una sociedad, es decir, que existe separada de sus socios, el caso de quiebra puede afectar a los activos personales de los socios en algunos casos. Para que no se vean afectados deberán estar protegidos debidamente.

2. Diferencias entre el Capítulo 7 y 11 de bancarrota

  • El Capítulo 7 conocido también como la quiebra de liquidación es cuando el tribunal de quiebra designa un fideicomisario para que lleve a cabo la venta de activos con el objeto de pagar los montos adeudados a los prestamistas. Y en ese tipo de bancarrota, la deuda no garantizada como la de la tarjeta de crédito, se borra. Sin embargo, otros tipos de deudas como de impuestos, préstamos estudiantiles o manutención de menores, se mantiene y debe pagarse a los acreedores. 
  • Por su parte, el Capítulo 11 es una reorganización de las deudas y activos de un deudor. 
  • La principal diferencia entre ambos tipos de quiebra es que en el Capítulo 11, el deudor mantiene el control absoluto de sus operaciones y no está obligada a liquidar los activos. Es el deudor quien realiza un plan a su medida. 
  • El alta del Capítulo 11 puede tardar años, en cambio en el Capítulo 7 puede tardar solo unos meses, específicamente de 4 a 6.

3. Diferencia entre el Capítulo 13 y 11 de la bancarrota

  • La quiebra por Capítulo 11 puede ser presentada por individuos, parejas casadas, corporaciones, sociedades, empresas pequeñas y otro tipo de entidades comerciales. Por su parte, el Capítulo 13 será presentado por individuos y parejas casadas. 
  • La bancarrota del Capítulo 13 es un ajuste de deudas para personas con ingresos regulares y se realiza un plan de pagos mensuales. En tanto, en el Capítulo 11 se realiza un plan de reorganización o liquidación. 
  • El Capítulo 13 dura 3 o 5 años. El Capítulo 11 puede durar menos o más que eso. 

Nota: Si usted está evaluando declararse en bancarrota por el Capítulo 11 u otro, lea nuestros artículos sobre qué pasará después de la bancarrota. Cómo comprar una casa después de la bancarrota, Cómo comprar un carro después de la bancarrota y Puedo refinanciar mi casa después de la bancarrota

Abogados de bancarrota en Nueva York para el Capítulo 11

La decisión de declararse en bancarrota puede estarle dando vueltas en la cabeza desde hace algunas semanas o meses. Sabemos que es una decisión complicada, que involucra muchos cambios. Sin embargo, también puede aliviarlo y permitirle reorganizar sus deudas y, por tanto, la situación financiera de su empresa. 

En ese sentido, nuestros abogados de negocios, expertos en bancarrota están listos y dispuestos para analizar su caso y ofrecerle las mejores opciones: 

  • Podrán ayudarle a hacer un análisis exhaustivo de su situación financiera y ver qué tan grave es. 
  • Le podrán aconsejar y guiar en el proceso de declararse en bancarrota. Representarlo en todo momento, ya sea ante el tribunal o los acreedores.  
  • Nuestros abogados lo van a aconsejar en pos de que usted tome la mejor decisión respecto de su situación.

Para estos y otros servicios póngase en contacto con nosotros hoy mismo.