En este momento estás viendo Leyes de sucesión intestada en Nueva York

¿Quién va a heredar sus pertenencias si usted no expresa su última voluntad? ¿Cómo son las leyes de sucesión intestada en Nueva York? En este artículo le contamos todo lo que debe saber sobre el proceso de sucesión cuando no hay un testamento válido. 

En Ortiz & Ortiz contamos con abogados expertos en sucesión testamentaria que de seguro podrán aconsejarlo en su caso. Nuestros abogados llevan más de 30 años sirviendo a la comunidad en inglés y español. ¡Contáctenos hoy mismo! 

Todo lo que debe saber sobre leyes de sucesión intestada en Nueva York en 2021

Comenzar a pensar en el testamento y en quién va a heredar sus cosas puede generar muchos sentimientos encontrados. Tal vez usted todavía siente que le queda mucho por vivir y que aún no es momento de pensar en ello. Sin embargo, lo mejor es estar preparado para cuando llegue ese momento.

Por eso, a continuación analizaremos cada detalle de lo que sucede cuando una persona muere sin un testamento válido en Nueva York. 

¿Qué es la sucesión intestada?

Cuando una persona muere y no deja un testamento ni tampoco expresa su última voluntad, se dice que fallece intestada. Por el contrario, la sucesión testada es cuando el difunto deja un testamento. En dicho documento, la persona fallecida da instrucciones al tribunal y al albacea de qué forma quiere distribuir sus bienes, activos y propiedades. Aprenda más sobre la diferencia entre la sucesión testada e intestada.

Cuando no hay un testamento válido, los tribunales deberán seguir otra guía: la ley estatal. Eso significa que todos los bienes, activos y propiedades del difunto se van a distribuir de acuerdo a las leyes de sucesión intestada en Nueva York. Esta última se encuentra en la sección 4-1.1 titulada “Descenso y distribución de la herencia de un difunto”

¿Quién recibe qué cuando no hay testamento en Nueva York? 

Las leyes de sucesión intestada en Nueva York se encargan de dar la prioridad a quién puede ser el administrador del patrimonio, así como también quién lo heredará. Quién recibe qué respecto de las pertenencias de la persona fallecida va a depender de qué parientes vivos tenga el difunto y qué relación tenga con cada uno de ellos. Los miembros directos de la familia que tienen derecho a una parte del patrimonio cuando no hay testamento son denominados “distribuidos”. 

Así es como se heredan las pertenencias del difunto cuando no hay testamento. De esta manera funciona el orden de prioridad:

  • Si el difunto tiene cónyuge pero no hijos, será el esposo quien herede todos los bienes y propiedades.
  • Si es que el difunto tuvo hijos pero no tiene cónyuge, son los hijos los que heredan todo. 
  • Cuando hay cónyuge e hijos, el cónyuge del difunto va a heredar los primeros $50,000 más la mitad del saldo. Los hijos heredan todo lo demás divido en partes iguales. 
  • En caso que el difunto tenga padres pero no tenga cónyuge ni hijos, los padres heredarán en partes iguales todos sus bienes, activos y propiedades. 
  • En caso que el difunto no tenga padres, ni cónyuge ni hijos, serán los hermanos los que hereden sus bienes repartidos en partes iguales. 
  • Si es que el difunto tuvo hijos pero estos murieron antes que el difunto, los nietos pueden ocupar el lugar del hijo del difunto. 
  • En caso que el difunto tenga abuelos, pero no tenga cónyuge, ni hijos, padres y hermanos, la herencia se divide de formas iguales entre los abuelos paternos y maternos.
  • Cuando el difunto tiene tías y tíos pero no tiene cónyuge ni hijos, padres, hermanos ni abuelos, la herencia se va a dividir entre las tías y tíos paternos y maternos en partes iguales. 
  • Si el difunto tiene solo sobrinas y sobrinos serán ellos los que heredarán todo en partes iguales. 

Cuando se llega al primer nivel de prioridad para heredar, no se recurrirá a los niveles inferiores. En caso que el difunto tenga un abuelo y una sobrina, será el abuelo quien herede todo su patrimonio. 

La participación del cónyuge en Nueva York

El cónyuge del difunto se encuentra en la primera línea de prioridad para recibir la herencia del difunto. Esto quiere decir que si la persona fallecida no tiene hijos ni ningún otro familiar vivo, el cónyuge hereda todos sus bienes. Sin embargo, dependiendo de qué familiares vivos tenga el difunto al momento de su muerte, el patrimonio se dividirá.

En caso que la persona fallecida tenga cónyuge e hijos, el cónyuge heredará los primeros $50.000 de su propiedad intestada más la mitad del saldo.

La participación de los hijos del difunto

En el estado de Nueva York, para que los hijos de la persona fallecida hereden debe haber una relación legal. Si bien en la mayoría de los casos esto es casi automático, hay algunos casos en que no está tan claro.

A continuación, veamos algunos ejemplos: 

  • Los hijos adoptados heredan como un hijo biológico.
  • Para que un hijo adoptivo o un hijastro puedan heredar los bienes del difunto, deben haber sido adoptados legalmente. 
  • Los niños que nacen después de la muerte del difunto sí heredarán.
  • Cuando hay niños nacidos fuera del matrimonio o también llamados hijos no matrimoniales, estos heredarán de un difunto masculino cuando se establezca la paternidad.
  • Los nietos heredarán solo si su padre, el hijo del difunto, muere antes de que falleciera el difunto.

Otras reglas de la sucesión intestada

Cuando de familia se trata hay varios parentescos que pueden causar confusión a la hora de discutir sobre herencias. 

Algunos puntos a considerar: 

  • Medio parientes: Es muy común tener medio hermanos cuando solo se comparte un padre o una madre. Si ese fuera el caso y si ese padre compartido muere, la medio hermana tiene el mismo derecho sobre el patrimonio del padre que tendría si es que tuviera ambos padres en común. 
  • Familiares póstumos: Los familiares que se conciben antes de que muera el difunto, pero nacen después, heredan igual como si hubiera nacido previo a la muerte. 
  • Estado de inmigración: Al momento de heredar de manera intestada, da igual si los familiares son o no ciudadanos o que estén legalmente en los Estados Unidos. 
  • Co-inquilino condenado por asesinato: Un co-inquilino condenado por asesinar a otro co-inquilino no tiene derecho a heredar dinero de la cuenta bancaria de los co-inquilinos. Ese co-inquilino condenado solo va a tener derecho sobre el dinero que él mismo haya aportado a la cuenta. 

Nota: Lea también nuestro artículo sobre qué sucede con una cuenta conjunta con un padre fallecido o si una persona muere quién paga sus deudas.

El proceso de prueba de un patrimonio sin testamento en Nueva York

morir sin testamento válido en nueva york

#1. Solicitar al tribunal una audiencia de sucesión

El objetivo de una audiencia de sucesión es que el tribunal pueda determinar cómo distribuir los bienes de la persona fallecida. En la solicitud de audiencia, se debe indicar quiénes son los “herederos legales”. Estas son las personas que deberían heredar el patrimonio del difunto cuando no hay testamento. 

En orden de prioridad quienes deberían heredar son: 

  • Cónyuge sobreviviente.
  • Hijos del difunto. Pueden ser adoptados o hijastros reconocidos ante la ley.
  • En caso que no haya cónyuge ni hijos, será el pariente más cercano vivo. Se comienza con los padres, luego hermanos, nietos, abuelos, sobrinos, etc. 

#2. Se realiza la audiencia

Se realiza una audiencia para asegurarse de que todos los hechos señalados en la petición sean correctos. Esta es una instancia para que se presenten las objeciones en caso de que algún miembro de la familia las tenga. El tribunal también puede renunciar a la audiencia si es que todos los miembros de la familia firman una renuncia y dan su consentimiento de que los hechos señalados están correctos. 

#3. Se nombra un administrador

El tribunal de sucesiones va a designar a una persona que tendrá la tarea de administrar el proceso de sucesión del patrimonio intestado. Esta persona será conocido como el representante personal o administrador de la herencia del fallecido. Las responsabilidades y deberes del administrador designado serán las mismas que tiene el albacea que es nombrado a través de un testamento. 

¿Quién puede ser el administrador del patrimonio cuando no hay testamento?

Si es que hay testamento es el albacea de sucesión quien se hace cargo de la sucesión y de repartir los bienes a los beneficiarios señalados por el difunto en el documento. Sin embargo, cuando la persona muere sin testamento, será su familiar vivo más cercano. En orden de prioridad vendrá primero el cónyuge del difunto, luego los hijos y así. En caso que un familiar no quiera administrar la herencia puede firmar una renuncia. 

Nota: Infórmese también sobre la diferencia entre albacea y administrador de la herencia, como también sobre la diferencia entre albacea y fideicomisario. Y si usted está pensando en realizar un testamento y designar un albacea, lea nuestro artículo sobre el escrito de designación de albacea. 

#4. El administrador es quien determina el valor del patrimonio

Quien sea designado como administrador del patrimonio deberá llevar la cuenta de todos los bienes, activos y propiedades del patrimonio. Deberá manejar las disputas legales pendientes y todos los reclamos que hayan contra el patrimonio. Además, deberá pagar deudas e impuestos o cualquier gasto adeudado.

Nota: Tal vez pueda ser de su interés nuestro artículo: cómo saber si tengo deudas en Estados Unidos. Lea también nuestros artículos: puedo ir a la cárcel por deudas, qué pasa si me demandan y no tengo cómo pagar  y qué pasa si no pago un pagaré. 

#5. Se solicita al tribunal la distribución final y aceptación de la cuenta

Luego de que se hayan pagado todas las deudas y gastos del patrimonio, el tribunal procederá a aprobar las acciones y el plan de distribución propuesto por el administrador designado. 

El tribunal de sucesiones realizará una audiencia respecto de la petición de distribución. Una vez celebrada la audiencia, el tribunal emitirá una orden con la que se puedan descargar los activos restantes a los miembros de la familia que los heredarán.

En caso que los miembros de la familia estén de acuerdo con la distribución y den su consentimiento respecto del plan, se puede renunciar a la audiencia de rendición de cuentas. Y si alguien se opone se deberá hacer una audiencia formal con una cuenta oficial. 

#6. Se distribuyen los activos y se cierra el patrimonio

Cuando ya se tienen todas las exenciones o la orden del tribunal en caso que se haya llevado a cabo una audiencia, se distribuyen los activos. Con la repartición de obtendrán recibos y liberaciones de los miembros de la familia. Una vez completado este paso se cierra oficialmente el patrimonio. 

¿Qué activos pasan por la sucesión intestada?

prueba de un patrimonio sin testamento

Los activos que se consideran parte del patrimonio para efectos de la sucesión intestada son los mismos que habrían formado parte de un testamento. En otras palabras, solo los activos que la persona fallecida posee a su nombre. 

Algunos activos que no se ven afectados por las leyes de sucesión intestada en Nueva York:

  • Propiedad que se ha transferido a un fideicomiso en vida.
  • Ingresos del seguro de vida. Lea nuestro artículo sobre qué pasa con el seguro de vida sin beneficiario.
  • Fondos de la cuenta de jubilación.
  • Valores mantenidos en una cuenta de transferencia al fallecimiento. 
  • Propiedad que posee en tenencia con otra persona.

Todos estos activos no pasan por la sucesión intestada, ya que pasarán directamente al copropietario sobreviviente o al beneficiario que el difunto haya nombrado en vida. 

Morir sin un testamento válido en New York

Se estima que más de la mitad de los adultos estadounidenses no tienen un testamento. Cuando la persona fallecida tiene familia, las leyes de sucesión intestada en Nueva York buscan actuar de la misma manera en que una persona promedio distribuiría su patrimonio. Sin embargo, cuando una persona fallece sin testamento y no tiene familiares vivos que sea fácil identificarlos, entonces todos sus bienes, propiedades y activos quedarán en manos del estado hasta que se encuentre a algún miembro de su familia. 

En caso que no se encuentre ningún familiar vivo, el estado se quedará con todo lo que tenía la persona fallecida. 

Razones para tener un testamento

  • Incertidumbre de quién administrará su patrimonio después de su fallecimiento. Con un testamento, usted puede designar un albacea para que administre su patrimonio y así asegurarse de que sus parientes reciban los activos que usted desee heredarles.
  • Posibles conflictos entre sus parientes. Dejando un testamento usted podrá expresar su última voluntad y señalar qué activo quiere que herede cada uno de sus seres queridos. Ello no sólo le dará la posibilidad de asegurar financieramente a sus parientes, sino además podría evitar conflictos argumentando que es su voluntad. 
  • Evitar que el estado se quede con sus propiedades. En caso que usted no tenga algún familiar vivo, con un testamento puede asegurarse que su dinero sea donado a alguna fundación o heredado a algún amigo que usted estime.  
  • Administración ordenada de sus bienes luego de su muerte. Con el testamento podrá dejar todo ordenado. 
  • Nombrar un tutor para menores de edad. En caso que usted tenga hijos menores de edad, el testamento también puede servir para designar un tutor. 

¿A qué instrumentos de planificación patrimonial puede optar?

El testamento es el instrumento de planificación patrimonial más común para después de la muerte. Sin embargo, existen otros instrumentos válidos que pueden ser de gran utilidad. A continuación, algunos de los instrumentos más utilizados. 

  • Poder notarial: a través de un poder notarial usted va a poder conferir una responsabilidad a un tercero para que realice acciones determinadas. En general se utiliza para cuando la persona llega a cierta edad y necesita que alguien pueda tomar decisiones en temas médicos, financieros o legales. Para que un poder sea válido debe estar redactado de cierta manera y ser validado por un notario.
  • Testamento: el testamento es un documento donde una persona, el testador, estipula un conjunto de instrucciones sobre quién obtiene qué y quién va a administrar sus propiedades y bienes una vez que no esté. Tener un testamento le permitirá tener una administración ordenada de todos sus bienes y, además, asegurarse que se distribuyan de la forma en que usted señaló. 
  • Fideicomiso revocable o irrevocable: el fideicomiso es un acuerdo legal entre el creador o fideicomitente y el fideicomisario, quien se encargará de administrar y distribuir sus bienes entre los beneficiarios previamente designados. Puede ser revocable e irrevocable. El fideicomiso irrevocable es de carácter permanente, lo que quiere decir que los activos que ingresan al fideicomiso quedan fuera de cualquier control que no sea el fiduciario. Por otro lado, el fideicomiso revocable es creado por el fideicomitente y es efectivo durante su vida mientras se financie con activos. 

Nota: Lea sobre la diferencia entre fideicomiso y testamento. Si usted está pensando en realizar un testamento, le podría interesar nuestro artículo sobre influencia indebida en testamentos y cómo impugnar un testamento. 

Obtener ayuda legal En Nueva York cuando en casos de sucesión intestada

No tener un testamento puede traer muchos dolores de cabeza a sus seres queridos cuando usted no esté. Tener un testamento le permitirá planificar quién recibirá qué de sus bienes y propiedades. Además, va a poder designar quién va a administrar y distribuir todo entre los beneficiarios. 

En Ortiz & Ortiz contamos con abogados expertos en testamentos que pueden ayudarle hoy mismo a planificar su patrimonio para cuando ya no esté: 

  • Asesoría en cómo hacer que su testamento se ajuste a sus necesidades y a su última voluntad. 
  • Redacción del documento para que sea válido ante cualquier tribunal de sucesión.
  • Ayuda y guía en la designación de un albacea de sucesión. 
  • Acompañamiento a su familia una vez que usted ya no esté. 

Contáctenos hoy mismo y háganos saber su caso. Agende una consulta presencial en nuestras oficinas que están ubicadas en Queens y Manhattan. Aunque igual podemos atenderle a través de consultas virtuales en cualquiera de los cinco distritos de Nueva York. ¡Contáctenos!