En este momento estás viendo Pasos para impugnar un testamento

Enfrentar la muerte de un ser querido es un momento difícil y más aún cuando en el proceso de sucesión hay irregularidades. ¿Cuáles son los pasos para impugnar un testamento? En este artículo le contaremos exactamente qué debe hacer si sospecha que el testamento no fue realizado por el difunto en completo libre albedrío.

En Ortiz & Ortiz contamos con abogados expertos en testamentos que llevan más de 30 años sirviendo a la comunidad y que pueden asesorarle en su caso. Atendemos en inglés y español, tanto de forma presencial como en línea. Si desea una consulta presencial, nuestras oficinas físicas están en Queens y Manhattan. Sin embargo, atendemos personas de los cinco distritos de Nueva York. ¡Contáctenos!

Pasos para impugnar un testamento en New York en 2021

Encontrarse con situaciones inesperadas al momento de la lectura del testamento puede generar confusión entre los familiares del difunto. Cuando una persona importante para la persona fallecida quedó completamente desheredada o cuando aparece un beneficiario inesperado que la familia no conoce, todo indica que ese testamento debe ser cuestionado. ¿Cómo cuestionar un testamento e impugnarlo en Nueva York? A continuación, analizaremos paso por paso el proceso y los pasos necesarios para impugnar un testamento en Nueva York.. 

¿Qué es un testamento? 

Un testamento es una herramienta de planificación patrimonial muy utilizada en la actualidad. El testamento es un documento legal que permite al testador expresar sus últimos deseos y voluntades respecto de su patrimonio para que estas sean cumplidas después de su muerte. 

testamento

En dicho documento, además, el testador va a nombrar un albacea de sucesión, quien será la persona encargada de cumplir lo que el testamento señala. El albacea será quien administre y, luego, distribuya los bienes y activos del difunto entre los beneficiarios u organizaciones que nombre en el testamento. Lea sobre el escrito de designación de albacea y si el albacea debe o no mostrar su situación contable a los beneficiarios. 

Ventajas de tener un testamento al momento de morir:

  • Al dejar por escrito sus últimos deseos y voluntades puede evitar confusiones y conflictos entre sus familiares respecto a quién heredará qué de su patrimonio.
  • Puede designar una persona de su confianza, el albacea de sucesión, quien será el encargado de cumplir con todo lo que usted señale en el testamento. 
  • Tener un testamento como herramienta de planificación patrimonial puede minimizar el impacto de los impuestos.
  • Al momento de firmar su testamento habrá dos testigos que dan fe que el testador estaba en todos sus sentidos y que no estaba siendo sometido a una influencia indebida ni a fraude. 

Nota: Además del testamento, existen otras herramientas de planificación patrimonial. Entre ellas está el fideicomiso revocable e irrevocable y el poder notarial. Lea nuestro artículo sobre la diferencia entre testamento y fideicomiso.

Una vez que el testador fallece el testamento debe pasar por un proceso de legalización. Esto quiere decir que pese a que el testamento está firmado por el testador, los dos testigos y fue redactado con la asesoría de un abogado, no significa que ya está listo para que el patrimonio sea distribuido conforme a lo que ahí dice. En el proceso de sucesión, el testamento debe ser legalizado, es decir “probado” en el tribunal sustituto del condado donde vivía la persona fallecida antes de su muerte. 

El proceso de legalización de un testamento: 

  • Si bien la palabra legalización causa ansiedad y evoca a un proceso largo y complejo, es todo lo contrario. Es un proceso sencillo. 
  • Comienza cuando un abogado presenta los documentos y paga una tarifa de presentación.
  • Luego es un juez de la corte sustituta quien examina el testamento y designa al albacea nombrado en el testamento para que cumpla con los deseos del fallecido.

Nota: El proceso de sucesión puede ser testado, es decir, cuando hay un testamento, e intestado. Revise nuestro artículo sobre la diferencia entre sucesión testada e intestada. Además, podría interesarle conocer cuáles son las leyes de sucesión intestada en Nueva York y sus consecuencias.  

Motivos para impugnar un testamento en Nueva York

Los pasos para impugnar un testamento en Nueva York deben tener, lógicamente, unas motivaciones. Al momento de comenzar con la legalización del testamento en el tribunal, pueden encontrarse ciertas irregularidades. En este caso existe la posibilidad de impugnar el testamento. Para ello se deben presentar objeciones en el Tribunal de Suplentes y así evitar que el testamento sea legalizado. 

Para impugnar un testamento en Nueva York no es suficiente que una de las partes o beneficiarios sienta que no obtuvo suficiente del patrimonio del difunto. El testamento debe ser realmente defectuoso o haberse generado en circunstancias cuestionables. 

Motivos en los que puede basarse un concurso de testamentos según la ley de Nueva York: 

1. Ejecución indebida

La ejecución indebida ocurre cuando el testamento no se ejecuta correctamente. Es una de las razones más comunes para impugnar un testamento.

  • En Nueva York, la última voluntad y el testamento del difunto debe estar por escrito. Esto quiere decir que los testamentos orales o grabados como vídeo son inadmisibles. 
  • El documento debe estar firmado por el testador al final, no en el medio.
  • Debe haber dos testigos que lo hayan visto y firmado. 
  • Si un testamento y su firma no fue presenciado por al menos una persona puede ser considerado inválido. 
  • Hay algunos casos en que el testador puede pedirle a un tercero que firme su testamento según sus instrucciones. En este caso el testador igual debe estar presente al momento de la firma.
2. Incapacidad mental

En el estado de Nueva York, una persona que tiene 18 años o más tiene la capacidad mental para hacer un testamento. En general este motivo para impugnar un testamento se atribuye solamente a la vejez, pero basta con que se alegue o se puede comprobar mediante exámenes o historial médico que la persona fallecida carecía de capacidad mental o que poseía una mente enferma. 

Para demostrar incapacidad mental del testador, hay que probar que este último no entendió alguno de estos puntos: 

  • Los bienes que posee al momento de su muerte.
  • Quiénes son sus familiares y amigos directos. 
  • Lo que está en su voluntad. 

Un concurso de testamento que se basa en que el testador carece de capacidad mental tiene mayores probabilidades de éxito cuando el testador sufrió un trastorno de demencia. Mientras más avanzada esté el trastorno de demencia, más posibilidades de que el testamento sea impugnado. Algunos de estos trastornos son: 

  • Alzheimer: Esta es la principal causa de demencia. Puede comenzar a los 40 o 50 años y empeorar con la edad. El alzheimer destruye el funcionamiento cognitivo. 
  • Demencia vascular: Generalmente causada por un accidente cerebrovascular que obstruye el flujo sanguíneo al cerebro.  
  • Parkinson: Es la degeneración de los nervios del cerebro.
  • Demencia frontotemporal: Es el deterioro y encogimiento de las áreas frontal y lateral del cerebro. 
  • Demencia por traumatismos craneoencefálicos.
  • Demencia por VIH o medicamentos

La incapacidad mental también puede ser justificada por enfermedades mentales. Algunas de las más comunes son: 

  • Depresión: Cuando el testador se siente deprimido y no le importa lo que suceda con su patrimonio. 
  • Paranoia: La desconfianza generalizada de las personas que tienen paranoia hace que sea más fácil manipularlas. 
  • Bipolaridad: Quienes padecen bipolaridad tienen cambios de humor muy fuertes. Desde altibajos extremos como manía hasta mínimos extremos como depresión. En esos cambios de humor puede haber un aprovechamiento para modificar el testamento a su favor. 
  • Esquizofrenia: Estas personas experimentan delirios y una realidad distorsionada de los que terceras personas pueden aprovechar para que el testamento cambie a su favor. 

Si bien los trastornos de demencia y enfermedades mentales son las causas más comunes para impugnar un testamento por incapacidad mental, los desórdenes alimenticios y factores físicos también pueden influir.

Nota: Puede leer más sobre la capacidad testamentaria en nuestro artículo dedicado a al tema.

3. Fraude

Para que un testamento sea inválido por este motivo, hay que tener en cuenta dos formas de fraude posibles.

  • Fraude contra el difunto mediante la ejecución. Esto se refiere, por ejemplo, a que el difunto fue engañado al momento de firmar. Se le dijo que estaba firmando la solicitud de un documento diferente, cuando en realidad estaba firmando un testamento. 
  • Fraude como incitación. Esta forma de fraude ocurre cuando el difunto es convencido de manera fraudulenta de cambiar o hacer ciertas modificaciones a su testamento con tal de dejar todo su patrimonio a cierto beneficiario.
4. Influencia indebida

La influencia indebida en testamentos hace referencia a que un individuo, por lo general cercano al difunto, lo persuade de cambiar su testamento a su favor. Esto siempre de manera oculta a la familia. 

Este motivo para impugnar un testamento es muy difícil que sea objeto de prueba directa. Por tanto, debe probarse mediante pruebas circunstanciales. Esto quiere decir que debe demostrarse mediante hechos y circunstancias que rodean al testador: 

  • Relaciones familiares. Testimonios de sus cercanos y amigos. 
  • Estado de salud y su mente. Historial médico y testimonios de los médicos de cabecera. 
  • Naturaleza del testamento.
  • Dependencia del testador y sujeción al control de la persona que supuestamente ejerció las influencias.
5. Falsificación 

Se puede falsificar todo el testamento o solo una parte. En caso de probarse que hubo falsificación el tribunal sustituto lo declarará inválido. Cómo se da la falsificación de testamentos: 

  • Falsificación de la firma: Se puede copiar la firma, rastrearla o pegarla en un documento diferente. 
  • Falsificación del documento: Es cuando se reemplazan páginas, apartados del documento o incluso se modifica el texto.
6. Revocación

El testador puede revocar un testamento mediante:

  • La destrucción del documento.
  • Tachando su firma. 
  • Haciendo un nuevo testamento. La última voluntad siempre es la que prevalece, sin importar si hubo un documento previo.

¿Quién puede impugnar un testamento?

impugnar un testamento en nueva york

No cualquier persona puede impugnar un testamento en Nueva York. En algunos casos la última voluntad del difunto puede parecer disparatada, sin embargo, el derecho legal de la impugnación se le confiere sólo a algunas personas. 

En el Tribunal de Suplentes de Nueva York, solo una de las partes interesadas puede iniciar la impugnación del testamento, ya que tiene “legitimación”. El requisito de que quien reclame tenga legitimación está diseñado para proteger a los familiares legal del fallecido.

¿Cuándo se tiene legitimación?

  • Distribuidores. Cuando el retador habría heredado el patrimonio de la persona fallecida en caso que hubiera muerto sin un testamento válido. 
  • Beneficiarios. Cuando la parte que está impugnando el testamento es beneficiaria del patrimonio en el testamento actual o anterior. 

Tanto los distribuidos o beneficiarios sin un interés pecuniario también pueden oponerse al nombramiento de un albacea si es que se considera que este fue nombrado mediante fraude o influencia indebida. El albacea de sucesión también deberá cumplir con el deber fiduciario.

Nota: Lea también cuál es la diferencia entre el albacea de sucesión y el administrador de la herencia, así como la diferencia entre albacea y fideicomisario.

Derechos del cónyuge sobreviviente

El cónyuge de la persona fallecida que fue desheredado del testamento tiene dos opciones, puede impugnar el testamento o solicitar una “participación electiva”. Ambas opciones están disponibles en caso que la persona nunca haya firmado un acuerdo legal en que renunciara a su derecho a la herencia.  

La “participación electiva” es a lo que tiene derecho el cónyuge se le menciona o no en el testamento. El monto de dicha participación son cincuenta mil dólares o un tercio del patrimonio neto, lo que sea más alto. 

Nota: También puede interesarle nuestro artículo sobre el derecho conyugal de elección o qué pasa con una cuenta conjunta con un padre fallecido.

Los derechos de los herederos al momento de impugnar el testamento

En general, un testamento se impugna cuando los herederos han sido omitidos en el documento o porque no recibieron la parte del patrimonio que esperaban. El hecho que una persona esté relacionada con el difunto de una u otra forma no significa que sea un heredero. Esto puede complicarse cuando el árbol genealógico es muy extenso. 

Según la ley, el pariente más cercano del difunto es quien tiene derecho a impugnar un testamento. En ese sentido, el estatuto de Nueva York EPTL 4.1-1 señala el orden de prioridad para las herencias de la siguiente manera:

  • Cónyuge e hijos.
  • Padres del difunto.
  • Hermanos del difunto.
  • Abuelos.
  • Tías y tíos.
  • Primos hermanos.

¿Cuáles son los pasos para impugnar un testamento?

Si usted cree que hay motivos para creer que un testamento sufrió irregularidades en la ejecución del documento, en la firma o en algún aspecto, lo primero que debe hacer es llamar a un abogado experto en testamentos para que lo asesore. Alguien experto en testamento podrá aconsejarle si es que existe legitimación y motivos para iniciar un proceso de impugnación.

En caso que el testamento sea sometido a la impugnación y efectivamente sea declarado inválido, los herederos obtendrán todo el patrimonio por medio de las leyes de sucesión intestada. También existen algunos casos en que el juez puede hacer que solo ciertas disposiciones sean inválidas, mientras que otras quedan intactas. 

última voluntad
  • Una vez que el testador muere, comienza el proceso de sucesión.
  • El testamento es sometido al proceso de legalización y el objetante recibe una citación por correo. 
  • El propósito de la citación es la renuncia y consentimiento del proceso para la legalización. Esto quiere decir que si se renuncia se está consintiendo que el tribunal revise el testamento y que este sea admitido en sucesión. Una vez que es admitido en sucesión, se designa al albacea ya nombrado por el testador para avanzar con la distribución del patrimonio.
  • En vez de firmar la renuncia, el objetante acude a la citación y solicita un descubrimiento previo a la objeción de conformidad con SCPA 1404. 
  • Las partes participarán del descubrimiento previo a la objeción, donde se analizarán las declaraciones de los testigos y del abogado redactor del testamento. Esto se limita a un período de tres años antes de la ejecución del testamento y dos años después de la ejecución o la muerte del testador, lo que sea más corto.
  • Los exámenes 1404 son una forma de obtener información preliminar para ayudar al objetante a determinar si se justifica y es conveniente una disputa de testamento y bajo qué motivo (influencia indebida, falsificación, fraude, entre otros.)
  • Los testamentos que tienen una cláusula “in terrorem” establece que si un beneficiario del testamento lo impugna y pierde perderá toda su parte bajo el testamento. En ese sentido, los exámenes 1404 dejan espacio para probar la validez del testamento sin perder los límites legales existentes en caso que finalmente decida no impugnar el documento.
  • Luego del descubrimiento, el objetante tiene un plazo de 10 días para presentar objeciones, a menos que el tribunal permita lo contrario. Las objeciones deben establecer el motivo o la razón bajo la cual estaría impugnando el testamento. Debe incluir, casi siempre, una demanda de juicio por jurado. 
  • Tras la presentación de objeciones, el objetante entregará una citación a todos los beneficiarios del testamento. Esta es una oportunidad para que las partes analicen si es que es posible llegar a un acuerdo. En caso que no se pueda, cada una de las partes seguirá participando del descubrimiento: producción de documentos, citaciones, declaraciones e interrogatorios de terceros. 
  • Cuando se completa el descubrimiento, las partes pueden presentar sus mociones para un juicio sumario o mociones para desestimar. 
  • Si se niega a juicio sumario o no se llega a acuerdo, las partes pueden llegar a juicio.

¿Cómo prevenir un concurso de testamentos?

Si usted está planificando su situación patrimonial y quiere evitar la impugnación del testamento, es recomendable tomar algunas medidas. Sobre todo si es que usted va a desheredar a un beneficiario o hizo distribuciones dispares entre sus seres queridos. para cuando usted no esté pero quiere evitar que su testamento sea impugnado, siga estos pasos. 

  • Utilice una cláusula » in-terrorem» o no-contest en su testamento. Con ella, si es que un beneficiario decide impugnar su testamento y pierde, no recibirá nada de su patrimonio. 
  • Utilice fideicomisos en vez de testamentos. 
  • Asegura su situación médica con un psiquiatra antes y después de la ejecución del testamento. Solicite al médico que le escriba una carta donde le advierta su nivel de capacidad. Así podría descartar inmediatamente algunos motivos para una eventual impugnación. 
  • Deje una pila de testamentos. Ejecute varios testamentos que luego requerirán que el objetante gaste tiempo y dinero en litigios prolongados para dejar de lado varios testamentos antes de que puedan heredar.

Abogados para impugnar un testamento en NY

Ya conoce los pasos para impugnar un testamento en Nueva York. Si usted cree que en el testamento de un ser querido hay irregularidades y está pensando en tomar medidas, es recomendable que se asesore con un abogado experto en testamentos. En caso de que sus suposiciones no fueran verdaderas, puede haber consecuencias para usted y perder el patrimonio heredado. 

Contacte a nuestros abogados expertos en sucesión testamentaria para que revisen su caso y analicen en conjunto si realmente hay motivos para impugnar el documento. 

  • Analizar el testamento actual. 
  • Ver si es que existen motivos para impugnar y cuáles.
  • Llevar adelante el proceso de impugnación. 

Háganos saber su caso hoy mismo.