Tipos de bancarrota en Estados Unidos

¿Tiene dudas sobre los tipos de bancarrota en Estados Unidos? Siga leyendo. En este artículo le contaremos cuáles son los tipos de bancarrota que existen, cuáles son los más comunes, y todo lo que debe saber si está considerando acogerse a esta medida.

Aunque no lo crea, declararse en bancarrota ha ayudado a millones de estadounidenses a aliviar su carga de deudas y tener un nuevo comienzo financiero. En Ortiz & Ortiz contamos con un equipo de abogados de Nueva York expertos en bancarrota para asesorarle en este proceso.

Los diferentes tipos de bancarrota en Estados Unidos en 2021

En Estados Unidos existen diferentes figuras de bancarrota a las que pueden acogerse personas o empresas. ¿Tiene dudas sobre cuál es la más apropiada para su caso? Comencemos por lo más básico.

¿Qué es declararse en bancarrota?

Declararse en quiebra es un procedimiento legal que ocurre cuando una persona no puede pagar sus facturas y deudas. Acogerse a la bancarrota puede ayudar a una persona a deshacerse de sus deudas, o bien, hacer un plan para saldarlas.

 Un caso de quiebra normalmente comienza cuando el deudor presenta una petición ante un tribunal de quiebras. Este procedimiento es un derecho resguardado por la ley federal. 

¿Quiénes pueden declararse en bancarrota?

De acuerdo a la información del Poder Judicial Federal de Estados Unidos, una petición puede ser presentada por un individuo, por cónyuges juntos o por una corporación u otra entidad.

Bancarrota: Un nuevo comienzo

¡Buenas noticias! Distinto a lo que comúnmente se podría pensar sobre la declaración de bancarrota, este procedimiento fue hecho para dar una nueva oportunidad a los deudores.

La Corte Suprema señaló en 1934 que el propósito de la ley de quiebras es positivo:  

“[Le] da al deudor honesto pero desafortunado… una nueva oportunidad en la vida y un campo despejado para el esfuerzo futuro, no obstaculizado por la presión y el desánimo de la deuda preexistente.”

La Corte Suprema

6 tipos de bancarrota. ¿Cuál es la más adecuada para su caso?

Los diferentes tipos de bancarrota en Estados Unidos dependen de qué entidad quiera declararse en esta situación. Personas naturales y empresas de distintos rubros, pueden acceder a diferentes modalidades para la declaración de quiebra.

diferentes tipos de quiebras en usa

En este artículo, profundizaremos en modalidades tanto de quiebra personal como de bancarrota empresarial. Y explicaremos los beneficios y requerimientos de cada uno de los siguientes capítulos de la ley federal.

  • Capítulo 7: Liquidación. Es la alternativa más común en Estados Unidos, con un 70% de las quiebras totales declaradas en el año 2020.
  • Capítulo 9: Es un tipo de quiebra muy particular que permite a los municipios con dificultades financieras declararse en bancarrota del Capítulo 9 para protegerse de los acreedores.
  • Capítulo 11: Reorganización empresarial. Declararse en quiebra es una alternativa que, de ser bien aprovechada, permite a las empresas reordenar y resurgir. El concepto de que la quiebra significa la ruina de las empresas, no siempre es real.
  • Capítulo 12: Para familias de agricultores y pescadores. Este es un caso muy específico para este tipo de familias dedicadas a aquellos rubros productivos.
  • Capítulo 13: Reorganización. Durante el año 2020 hubo 154.341 casos de bancarrota por este capítulo. Lo que significa un 28% de los casos totales.
  • Capítulo 15: Es una adición reciente a la ley, y fue creada especialmente para acreedores extranjeros. El Capítulo 15 es útil para mejorar la cooperación en insolvencias internacionales.

Declaraciones de quiebra personal

Si usted cree que la bancarrota es una alternativa viable para su situación de deudas, aquí revisaremos las alternativas disponibles. Para personas naturales, existen dos tipos de bancarrota en Estados Unidos. Estas están regidas por el Capítulo 7 y por el Capítulo 13.

Bancarrota Capítulo 7

Este caso contempla un procedimiento ordenado y supervisado por un tribunal. Este designa un fideicomisario que se hace cargo de los activos no exentos del patrimonio del deudor. Luego, los reduce a efectivo y hace distribuciones de pago a los acreedores, para saldar las deudas.

Revisemos los puntos importantes:

  • La quiebra regida por el Capítulo 7 es conocida como bancarrota de liquidación ya que el tribunal liquida (vende) sus activos para pagar a los acreedores y prestamistas.
  • En cuanto el tribunal liquida sus activos y paga a sus acreedores y prestamistas, descarga todo saldo restante.
  • La liquidación de activos suena aterradora pero la realidad es que el tribunal no venderá todo lo que usted posea. 
  • Los bienes personales, ropa, su hogar, ahorros de jubilación y otros están exentos.
  • Con este tipo de bancarrota podrá completar el proceso de forma rápida y podrá comenzar de nuevo su vida financiera.
  • Debe considerar que declararse en quiebra bajo el Capítulo 7 tiene un costo de $335

Nota: Si le interesa profundizar sobre esta alternativa de quiebra personal, puede revisar nuestro artículo detallado sobre Bancarrota Capítulo 7. En él encontrará todos los requerimientos, y las implicancias de esta decisión. 

Bancarrota Capítulo 13

Más conocida como “Plan de asalariados”, la bancarrota del Capítulo 13 permite a personas con ingresos regulares crear un plan para pagar la totalidad o parte de sus deudas.

Esta alternativa trata sobre la creación de un plan ordenado por la Corte para pagar sus deudas. Es para personas con cierto nivel de ingresos o activos.

  • Usted como deudor puede proponer un plan para pagar a sus acreedores en cuotas. Se le otorga un plazo que puede alcanzar de 3 o 5 años.
  • La duración final de esta garantía es determinada por un tribunal en base a sus ingresos.
  • En este periodo de reembolso los acreedores no pueden continuar con la recaudación.
  • El plan de pago se basa en presupuestos mandatorios de la Corte que sigue directrices de IRS.

Acogerse a la quiebra por el Capítulo 13 es una gran oportunidad para los deudores. Si usted decide optar por esta alternativa, debe tener en cuenta que:

  • Las sanciones por impagos son graves. Revise si puede ir a la cárcel por deudas en Estados Unidos.
  • Los requisitos para poder acogerse a la bancarrota regida por el Capítulo 13 son bastante estrictos. Le recomendamos contactarnos para que nuestros abogados puedan asesorarle.
  • Acogerse a la quiebra por medio del Capítulo 13 tiene un coste de $274.

Nota: En nuestro artículo Bancarrota Capítulo 13 podrá encontrar una guía detallada con todo lo que debe saber antes de aplicar a esta alternativa de quiebra.

Diferencias entre el Capítulo 7 y el Capítulo 13

La principal diferencia entre los Capítulos 7 y 13 de quiebra, apunta a su método. El factor primordial que se debe considerar es si la persona tiene los medios para pagar la deuda o no. Es decir, la clave radica en el nivel de ingresos del deudor.

Una segunda diferencia importante entre ambas alternativas, es la duración del proceso:

  • Capítulo 7: Comúnmente, los casos tardan entre 3 y 6 meses en completarse.
  • Capítulo 13: Bajo este régimen, el plan de pago dura 3 o 5 años. Esto depende de los ingresos del deudor. Finalizado el proceso, la mayoría de los saldos de deudas no garantizadas se cancelarán.
diferencia entre capítulo 7 y 13 de bancarrota

¿Tiene dudas sobre qué capítulo se ajusta mejor a su situación? Revise aquí una comparación entre los Capítulos 7 y 13.

Tipos de bancarrota en Estados Unidos para empresas

Usted debe saber que las quiebras comerciales involucran entidades legales que van desde empresas unipersonales y LLC (corporaciones de responsabilidad limitada) hasta sociedades, asociaciones profesionales y corporaciones.

En el caso de las quiebras para empresas, los Capítulos 7 y 13 de Bancarrota son variaciones sobre el tema de la quiebra personal.

Capítulo 13: Plan de pago para pequeñas empresas

Si bien normalmente este capítulo está considerado para individuos, el Capítulo 13 puede usarse para la quiebra de pequeñas empresas por propietarios únicos porque el propietario único y el individuo son indistinguibles; a los ojos de la ley, existen como uno.

Características:

  • La pequeña empresa que desea reorganizarse en lugar de liquidar puede presentar la quiebra por el Capítulo 13. 
  • Para ello, debe incluir un plan de pago que detalle cómo se pagarán las deudas.
  • Y este plan dependerá de cuánto gana, cuánto se debe y el valor de la propiedad que posee.

¿Por qué no declararse en quiebra de liquidación del Capítulo 7 y terminar con la deuda?

El Capítulo 13 protege los bienes personales, como una casa, que estarían expuestos a la incautación en caso de que un propietario único presentara el Capítulo 7.

Capítulo 7: Liquidación

Si su negocio está en posición de carecer de un futuro viable y está abrumado por las obligaciones, es un buen candidato para una bancarrota comercial del Capítulo 7. 

Características: 

  • Los propietarios entregan su negocio a un administrador designado por el tribunal, para una liquidación ordenada. 
  • Ningún activo queda exento con esta modalidad.

Capítulo 11: Reorganización empresarial

Esta es una alternativa que durante el último año, en medio de la pandemia de coronavirus, aumentó considerablemente.

Características:

  • El Capítulo 11 permite a las empresas con problemas financieros protegerse de los acreedores mientras reorganizan sus operaciones comerciales, deudas y activos.
  • Esto permite a las empresas comprar tiempo, y esperar que luego de un período el negocio repunte. 
  • En dicho caso, si todo va bien, el negocio reaparece unos años más tarde.

En otras ocasiones el Capítulo 11 solo compra tiempo hasta llegar a un resultado menos alentador: El plan de reorganización fracasa y se produce la liquidación. Durante el año 2020 hubo múltiples ingresos de solicitud de quiebra por el Capítulo 11 de parte de grandes empresas en Estados Unidos. En este artículo puede revisar ejemplos de las 10 mayores quiebras minoristas en el país durante la pandemia.

Subcapítulo V del Capítulo 11

En 2019, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley de Reorganización de Pequeñas Empresas. Se trata del Subcapítulo V del Capítulo 11, que entró en vigencia a comienzos del año 2020.

Esta nueva adición a la ley parece favorecer el lado del solicitante de la quiebra empresarial. Y tiene la salvedad de que solo se aplica si el solicitante quiere que se aplique.

Un ejemplo de esto, es que el subcapítulo V no requiere que se nombre un comité de acreedores ni que los acreedores tengan que aprobar un plan judicial. El Subcapítulo V es una alternativa que no debe dejar de considerar en caso de que esté pensando en declarar en bancarrota su Pequeña Empresa.

¿Cree que su empresa podría aplicar a esta categoría de bancarrota? En nuestro artículo Bancarrota Capítulo 11 podrá encontrar todos los detalles sobre esta modalidad.

Otros tipos de bancarrota en Estados Unidos

leyes de bancarrota en estados unidos

Los tipos de quiebras mencionadas anteriormente son, por gran margen, las más comunes. Las bancarrotas por los capítulos 7, 13 y 11 constituyeron el 99,9% de las quiebras presentadas en 2020 en Estados Unidos. No obstante, existen exclusiones en el Código de Quiebras para deudores en situaciones especiales. Solo 792 de los 544,463 casos presentados en 2020 pertenecen en estas categorías. A continuación, revise si su caso puede aplicar a una de ellas.

Capítulo 12: Para familias de agricultores y pescadores

El Capítulo 12, conocido como “Ajuste de las deudas de un agricultor o pescador familiar con ingresos anuales regulares”, ofrece a estos trabajadores la opción de proponer un plan de pago para regularizar sus deudas. Dicho plan puede durar de 3 a 5 años. 

Características:

  • Esta modalidad es similar en diseño e intención al Capítulo 13. Por ejemplo, en el Capítulo 12 también existe la figura de un fideicomisario. 
  • Al considerar la naturaleza estacional de muchas operaciones de pequeña agricultura y pesca, el Capítulo 12 permite una mayor flexibilidad en la estructuración de pagos periódicos.
  • Una de las garantías que ofrece el Capítulo 12, es que permite que un agricultor familiar o pescador continúe operando el negocio mientras se lleva a cabo el plan de pagos.

Los agricultores familiares o los pescadores que estén considerando el Capítulo 12 deben estar al tanto de varios cambios que se produjeron en 2019 con respecto a la venta de activos. 

Capítulo 15: Para acreedores extranjeros

Encontrarse en un país extranjero en una situación de deuda extrema es algo a lo que nadie querría exponerse. Sin embargo, malas decisiones financieras, o simplemente mala suerte en los negocios, puede llevar a cualquiera a aquella posición. La valentía y entusiasmo del espíritu emprendedor en un país como Estados Unidos, lamentablemente también puede terminar mal.

Características:

  • El Capítulo 15 es una adición bastante reciente al Código de Quiebras federal. 
  • Fue adoptado para mejorar la cooperación en insolvencias internacionales.
  • Las aplicaciones bajo este régimen son poco comunes. 
  • Este tipo de bancarrota es útil para quienes cuentan con negocios internacionales y, por tanto, tienen deudas en más de un país.

Según explica el Poder Judicial Federal de Estados Unidos, el propósito del Capítulo 15, titulado Casos auxiliares y otros casos transfronterizos, es proporcionar un mecanismo eficaz para tratar los casos de insolvencia transfronteriza. Esta publicación analiza la aplicabilidad del Capítulo 15 cuando un deudor o sus bienes están sujetos a las leyes de los Estados Unidos y de uno o más países extranjeros.

Capítulo 9: Para municipios

Este último, es un caso particular para los gobiernos locales o municipios. En particulares situaciones, las entidades gubernamentales locales como ciudades, municipios, condados, distritos escolares o tributarios, etc. pueden verse envueltos en crisis financieras. Cuando estos problemas económicos no pueden ser resueltos a través de una combinación de impuestos, recortes en los servicios y/o personal, o bonos flotantes, se puede solicitar protección por quiebra.

El capítulo 9, titulado “Ajuste de las deudas de un municipio”, prevé esencialmente la reorganización, muy similar a la que se permite en el marco del capítulo 11.

¿Cómo declararse en Bancarrota?

Ya revisamos los diferentes tipos de bancarrota. Si luego de haberlos estudiado, usted cree que su mejor alternativa es declararse en quiebra, deberá comenzar un proceso minucioso y ordenado.

Existen varios pasos para llevar a cabo el proceso completo de declaración de bancarrota. Para revisar en detalle cada uno de estos, puede ingresar a nuestro artículo que detalla el proceso de bancarrota en Nueva York.

Usted debe tener en cuenta 8 pasos a seguir durante el proceso:

1. Asesoramiento crediticio

La ley exige que en los seis meses previos a la declaración de quiebra, los deudores deben contar con un asesoramiento crediticio. También posterior a la bancarrota, los deudores deben completar un curso de instrucción de gestión financiera.

2. Recopilación de papeleo

Este paso es fundamental para el éxito del proceso. Si bien puede ser cansador o tedioso llevarlo a cabo, es muy importante hacerlo a conciencia.

Recopilar todos los documentos de su historial financiero marcará la diferencia a la hora de recibir aprobación de su caso frente a la corte.

3. Prueba de Medios

Si pasa la prueba de medios, ayudará a determinar qué capítulo de la quiebra debe presentar.

¿Qué es la Prueba de Medios de Bancarrota?

Esta evaluación de medios económica es conocida comúnmente como “prueba de medios”, y es parte prioritaria del proceso de aplicación a una bancarrota.

  1. Consiste en un análisis que determina su elegibilidad para recibir el beneficio de bancarrota en base a sus ingresos mensuales.
  2. Es llamada prueba de medios ya que analiza si usted tiene los medios para pagar sus deudas.

4. Declararse en quiebra

Una vez que usted recopiló toda la información y cuenta con los documentos que respaldan su caso, deberá ingresar la Solicitud de bancarrota. La presentación de la solicitud para declararse en quiebra puede realizarla usted o su abogado. Dicha petición consta de formularios disponibles en la corte, que deberán ser completados con sus datos. 

Dichos formularios se llaman comúnmente cronogramas. A través de ellos, la corte le solicitará a usted que describa su estado financiero actual y transacciones financieras recientes. Generalmente de los dos últimos años. Prepárese para un proceso minucioso. Los cronogramas suelen tener entre 50 y 60 páginas.

la quiebra y la descarga de deuda

La honestidad sobre su situación financiera es fundamental en este proceso. Si es que el juez o sus acreedores sienten o descubren que usted ha ocultado información o ha mentido, el resultado de su petición estará en riesgo. 

Por último, usted deberá pagar los costos de solicitud de bancarrota. Acogiéndose al Capítulo 7, el costo será de $335. Si usted no tuviera los fondos para pagar este monto, podrá cancelar en cuotas. En tanto, en el caso de la bancarrota del Capítulo 13, esta tiene un costo de $274 y no se puede renunciar a esa tarifa.

5. Suspensión automática de todas las deudas

Una vez que usted presente la documentación ante el tribunal de quiebras, entra en vigencia la suspensión de todas sus deudas. Esta entrada en vigencia es automática. 

¿Qué significa esta suspensión? Los acreedores ya no podrán ponerse en contacto con usted para realizar labores de cobranza. Tampoco podrán realizar ningún reclamo de sus bienes. Esta fase de la suspensión detendrá cualquier procedimiento de ejecución hipotecaria. 

6. Fideicomisario de la quiebra

Al presentar una solicitud para declararse en bancarrota, usted estará aceptando que será el tribunal quien asuma el control legal de sus deudas. La corte también tomará control de cualquier propiedad que no haya sido exenta. 

El proceso de fideicomiso funciona de la siguiente manera:

  • Usted presenta su solicitud para declararse en bancarrota
  • La corte asume el control legal de sus deudas
  • El tribunal nombra un fideicomisario para su caso. El rol de este será velar porque se le pague a los acreedores o prestamistas lo antes posible. 
  • Será tarea del fideicomisario revisar toda la documentación que usted presentó y, en particular, los activos que usted posee. Así como también, analizar las exenciones que desea reclamar. Es el fideicomisario quien podría impugnar elementos en su caso.

7. Reunión 341 de Acreedores

Una vez pasadas entre 4 a 8 semanas desde que usted presentó la solicitud para declararse en bancarrota, el fiduciario convocará la primera reunión de acreedores. 

En ella usted también deberá asistir. Esta cita es conocida como “Reunión 341” por el nombre de la sección correspondiente del código de quiebras. 

Algunos puntos a tener en cuenta sobre la Reunión 341 son:

  • Las objeciones que pueda haber al respecto se resuelven, generalmente, en una negociación entre el deudor y el acreedor o entre el abogado del deudor y el acreedor. 
  • En caso de que no se llegue a un acuerdo o resolución, intervendrá un juez. 
  • Esta reunión dura aproximadamente de cinco a veinte minutos. Recibirá un aviso de la ubicación de la reunión. Debido a la pandemia de COVID, todas las reuniones se han hecho vía telefónica durante el último año.

8. Confirmación del Plan

Si usted presentó un plan de pago bajo las reglas del Capítulo 13, usted o su abogado deberán ir a una audiencia ante el juez de quiebras. En esa instancia, el juez confirmará o negará el plan de pago. En caso que se apruebe el plan y usted lo cumple, el saldo restante de las deudas (en que caso de que todavía haya) se eliminará al final de su plazo.

¿Qué ocurre una vez que usted se declara en bancarrota?

Declararse en bancarrota tiene múltiples consecuencias. La principal, es la oportunidad de de un nuevo comienzo. Declararse en quiebra permite saldar deudas y reorganizar la deuda financiera tanto personal como de una empresa.

Sin embargo, existen múltiples consecuencias derivadas de declararse en bancarrota que usted debería tener en cuenta antes de comenzar el proceso.

Algunas consecuencias comunes de la declaración de bancarrota son:

  • Reducción de puntaje de crédito.
  • Dificultad en la obtención de nuevos créditos o tarjetas de crédito.
  • Dificultad para obtener una hipoteca.
  • Posibilidad de perder propiedades como su casa y/o coche. Revise aquí si puede conservar su coche después de declararse en bancarrota.
  • Posibilidad de perder su dinero en efectivo. En el Capítulo 13 no ocurrirá, pero bajo el Capítulo 7, usted podría resguardar una suma de hasta $10,000.

Le recomendamos asesorarse específicamente para entender las consecuencias de la modalidad de bancarrota que sea aplicable a su caso particular.

¿Por qué contratar a los abogados de Ortiz & Ortiz?

Los tipos de bancarrota en Estados Unidos, y la elección sobre cuál es la más adecuada para usted o su negocio, es una decisión compleja. Es fundamental llevar a cabo el proceso de manera ordenada y resguardando cumplir con todos los pasos que corresponden.

Nuestros abogados de bancarrotas están listos para revisar su caso y ayudarle en este proceso: 

  • Realizarán una evaluación de su situación y analizarán si es factible declararse en bancarrota.
  • En caso de que sea la mejor alternativa, le recomendarán a qué capítulo de quiebra acogerse.
  • Le guiarán en cada uno de los pasos que implica declararse en quiebra. 
  • Nuestros abogados pueden acompañarlo y representarlo en todo momento e instancia formal que sea necesario.

Para estos y otros servicios de asesoría jurídica y financiera, póngase en contacto con nosotros hoy mismo. ¡Lo esperamos!